No todo es para siempre

Traducción al castellano.

No, ya no estaba, no podía ser, pero era.

Ahora estirado en su cama recordaba todas aquellas palabras de amor que le dijo cerquita, en la oreja, palabras a las que ella respondía con un mar de besos inacabable. Se dice que los chicos no lloran, pero Pol bien sabía que eso no es cierto. Llevaba dos meses llorando cada noche y cada día, no importaba si se encontraba solo o acompañado de familia o amigos o desconocidos, él lloraba. No podía aceptarlo, toda la pasión, todo el amor, toda la confianza, todo el futuro que juntos compartían se había esfumado en un segundo. Tan solo un segundo le había bastado a este mundo tan cruel para arrebatarle la mujer de sus sueños, la mujer de su vida, aquella chica con la que había compartido los tres años y cinco meses más especiales de su vida. Con ella había aprendido a querer, había aprendido a respetar y sobretodo había aprendido a vivir. Ahora sin ella se encontraba perdido.

Ella, ella.. ella.

Durante el tiempo que habían estado juntos la veía a diario. Podría haber descrito a la perfección cada marca de su rostro. Pero ahora, posiblemente como mecanismo de defensa, su cerebro no le permitía recordar con claridad ni el color de sus ojos. Tenía fotografías pero no las quería ver, no soportaba pensar que la había perdido, perdido para siempre.

Continuamente se culpaba, en el fondo sabía que él no tenía la culpa, pero sin poder evitarlo, se culpaba y se sentía culpable. Todo lo que hacía le recordaba a ella, y a sus últimas palabras: “Amor, nos vemos en diez minutos, adiós, te quiero”. No, no quería recordar la última vez que la había visto, dos días después de la fatídica llamada de la policía; allá estirada, toda blanca, no, aquella no era ella. En cambio, casi sin darse cuenta se había ido olvidando de aquella sonrisa que llevaba a todas partes, aquella sonrisa que un día fue para él.

Alguna vez, casi sin darse cuenta, había marcado su número con el fin de oír su voz. Pero en vez de su melodía aparecía la de una mujer, que como cuchillos clavándose en su corazón, le informaba que aquel número ya no se encontraba disponible. La mayoría de las veces que esto ocurría acababa lanzando su móvil al suelo en un ataque de rabia, pero una minoría de ellas, se preguntaba cómo podía ser que no existiera. Él la había llamado hacía un momento invitándola a cenar a un restaurante francés.

Ella, ella.. ella.



Texto original, en catalán.

No, ja no hi era, no podia ser, però era.

Ara estirat al seu llit recordava totes aquelles paraules d’amor que li va dir a cau d’orella a les que ella responia amb un mar de petons inacabable. Es diu que els nois no ploren, però en Pol bé sabia que això no és cert. Portava dos mesos plorant cada nit i cada dia, no importava si era sol o acompanyat de família o d’amics o de desconeguts, ell plorava. No podia acceptar-ho, tota la passió, tot l’amor, tota la confiança, tot el futur que tots dos compartien s’havia esfumat en un segon. Tan sol un segon li havia calgut a aquest món tan cruel per prendre-li la dona dels seus somnis, la dona de la seva vida, aquella noia amb la que va compartir els tres anys i cinc mesos més especials de la seva vida. Amb ella havia après a estimar, havia après a respectar i sobretot havia après a viure. Ara sense ella, es trobava perdut.

Ella, ella.. ella.

Durant el temps que havien estat junts, la veia cada dia. Podria haver descrit a la perfecció cada marca del seu rostre. Però ara, potser com a mecanisme de defensa, el seu cervell no li permetia recordar ni el color dels seus ulls. Tenia fotografies, però no les volia veure, no suportava pensar que l’havia perduda, perduda per sempre.

Contínuament es culpava, en el fons s’havia que ell no tenia la culpa de res, però sense poder-ho evitar, es culpava i es sentia culpable. Tot el feia recordar a ella, i a les seves últimes paraules: “Amor, ens veiem en deu minuts, adéu, t’estimo”. No, no volia recordar l’últim cop que l’havia vist, dos dies després de la fatidica trucada de la policia; allà estirada, tota blanca, no, aquella no era ella. En canvi, gairebé sense adonar-se’n s’havia anat oblidant d’aquell somriure que portava a tot arreu, aquell somriure que un dia va ser per ell.

Algun cop, gairebé sense adonar-se’n havia marcat el seu numero, per tal de sentir la seva veu. Però en comptes de la seva veu apareixia la d’una dona que com ganivets clavant-se al seu cor, l’informava que aquell numero ja no es trobava disponible. La majoria de les vegades que feia això acabava llençant el seu telèfon mòbil a terra en un atac de ràbia, però en una minoria d’elles, s’havia preguntat com podia ser que no existís, si l’havia trucat feia un moment convidant-la a sopar a un restaurant francès.

Ella, ella.. ella.

MVR♣

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mai dice:

    Que triste 😦 me dio penita esto

    Le gusta a 1 persona

  2. lusalo14 dice:

    ¡Oh… Qué triste! 😦

    Le gusta a 1 persona

    1. monicavrz dice:

      Como siempre atenta! Muchisimas gracias! Jejeje Todo corregido 😉

      Le gusta a 1 persona

      1. lusalo14 dice:

        Jejej… Con gusto… Tan buenos textos no deben quedarse con errores, así sean pequeños… 😉

        Le gusta a 1 persona

  3. És extrany com un escrit et pot fer sentir dos semtiments tant contradictoris al mateix temps. Hi veig tant d’amor, i a la vegada tant dolor. Trobo aquest escrit tant maco, però a la vegada desperta una tristesa tant profunda,…

    M’ha encantat llegir-te i m’ha encantat el que has escrit! Felicitats!

    Le gusta a 1 persona

    1. monicavrz dice:

      Moltíssimes gràcies pel comentari! Realment, saber que els meus textos poden causar emocions als lectors és tot un honor.
      Suposo que l’amor i el dolor, en moltes ocasions, van lligats de la mà. I vaig voler plasmar-ho en un petit relat. De nou, gràcies. Una abraçada! (:

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s