La paradoja de regalar dinero

Ensayo traducido al castellano (below in English).

Ontario (Canadá) va a empezar un experimento que consistirá en ofrecer dinero de manera gratuita y sin condiciones a los ciudadanos del territorio. Será una cantidad suficiente para poder cubrir los gastos básicos, será llamado el Ingreso Básico. Esta medida tiene el objetivo de reducir la pobreza e incrementar la igualdad a través de una forma básica de redistribución de la riqueza.

Con un análisis más profundo, podemos observar que esta política económica es un substituto del salario mínimo. Los trabajadores incrementan su coste de oportunidad, por lo tanto, las empresas deben subir los salarios para ser capaces de contratar. Aquellas compañías que tengan una utilidad marginal por trabajador muy baja podrían acabar dejando de contratar o, en algunos casos, teniendo que cerrar si no pueden hacer frente a la competencia del Ingreso Básico.

Desde el punto de vista del trabajador, el oportunismo puede aparecer debido a que el dinero es proporcionado por el Estado sin ninguna restricción. Hay personas que pueden acabar prefiriendo dejar de trabajar y seguir ingresando el dinero gratuito, hecho que haría disminuir los impuestos recolectados y acabar con el buen funcionamiento del sistema. Además, asegurar una cantidad fija de dinero puede incentivar a los empleados que cobran menos (o una cantidad parecida al Ingreso Básico), a reducir su grado preocupación frente al despido, y por lo tanto, actuar de manera contraria a los intereses de la empresa, por ejemplo, asumiendo riesgos innecesarios.

El modelo económico “premiar A, mientras esperas B” explica otra ineficiencia de la medida. El gobierno quiere reducir la pobreza y, por lo tanto, las ayudas sociales; pero regalando dinero incentiva a las personas comprar productos no necesarios que antes no podían permitirse (ej. tabaco), y continuar usando los servicios públicos, como pueden ser los comedores sociales.

Por lo tanto, es una cuestión de incentivos combinada con un poco de macroeconomía. Más dinero para la sociedad significa más consumición, lo que conlleva una demanda interna superior. Si a esto le añadimos que las empresas contratan menos y la producción disminuye, la inflación crecería de manera exponencial.

Regalar dinero sin condiciones es una manera equivocada de intentar eliminar la pobreza.



Ensayo original (en inglés) / Original Essay  (in English)

The giving away free money paradox

Ontario (Canada) is going to start an experiment that provide citizens a monthly sum of free money to cover basic expenses, called Basic Income. This measure aims to reduce poverty and increase equality by a basic form of redistribution. 

Through a deeper analysis, this economic policy is a substitute of the legal minimum wage. Workers increase their opportunity cost, so firms should raise wages to be able to hire. Companies with little marginal utility per worker might stop hiring or close if the Basic Income is too high for them.

By the employee side, opportunism can arise because money is given away without conditions. People might prefer stop working, what would decrease taxes collected and end with a system collapse. Assuring a fixed sum of money might lead low-paid employees to have less fear of being fired and, therefore, act against firm’s interests, for instance, taking more risks.

The “rewarding A, while hoping for B” explains another inefficiency of the measure. Government wants to reduce poverty and hence the social aids, but giving free money incentive people to start buying non-necessary products that before could not afford (e.g. cigarettes), and continue using public services, as soup kitchen.

Therefore, it is an incentives issue combined with some macroeconomics. More money for people means more consumption, which leads to a higher internal demand. In addition, if firms are hiring less and production diminish, inflation boost.

Giving away money without strings is a wrong way to try to eliminate poverty.

MVR♣

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. allamas2000 dice:

    Aumentar la oferta monetaria con el objetivo de estimular el consumo es una opción a utilizar por un gobierno en un momento dado, en el que se den circunstancias muy concretas.
    Por el contrario, intentar regular un mercado capitalista a través de incrementar la barrera de entrada del trabajador al mercado laboral y reducir la competitividad de la economía de la zona, parece un completo disparate.
    Puestos a intentar reducir el nivel de pobreza, parece más razonable incrementar la oferta de servicios esenciales (En la linea de Maslow, no en la de poder comprar tabaco), con el fin de dar una respuesta social, humanitaria si me permites.

    Le gusta a 2 personas

    1. monicavrz dice:

      Gracias por el comentario. Como comentas, el augmento de la oferta monetaria no conlleva una eliminación de la pobreza, sino una mejora puntual.

      Le gusta a 2 personas

  2. lusalo14 dice:

    ¡De acuerdo contigo, Mónica! Un abrazo… 😉

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s